Fundas nórdicas

Hay una gran diferencia entre el edredón tradicional de toda la vida, y la funda nórdica. Principalmente el edredón es un elemento independiente y totalmente confeccionado, que se puede emplear tanto como colcha decorativa, como abrigo. En cambio, la funda nórdica se compone de varias piezas que visten la cama en su totalidad como un conjunto, haciendo la función puramente de abrigo, y con fines menos decorativos, ya que se asemeja más a un saco en la cama.

 

Fundas de colchón o cubre colchones

Los cubre colchones son imprescindibles si quieres que el colchón dure el máximo de tiempo posible, ya que protege de polvo, húmeda y ácaros.

Todos los cubre colchones protegen nuestro colchón, pero algunos tienen una función impermeable, lo que lo protege de cualquier líquido que se vierta al colchón. Son los más indicados para niños, personas mayores, o personas con dolencias específicas.

 

Fundas de almohada

Las almohadas suelen estar rellenas de fibras sintéticas como el poliéster, donde la cantidad de relleno que tienen varía proporcionando más confort y resistencia según el grado de relleno.

A su vez, la almohada de por sí suele llevar una funda, pero sería conveniente que se subra con otra funda más para evitar que se manche, y elegir la funda según el tipo de tela que más te guste, o el color que mejor quede en la habitación, haciendo juego con las sábanas.